Peter Jackson y la última croqueta

HBT1-bs-211195.DNG

Peter Jackson ha estrenado la tercera parte de El Hobbit, y con ella ha terminado de cavarse su propia tumba artística y creativa, violando por completo su dignidad como cineasta. La noticia en 2011 de que la adaptación de un libro de 110 páginas iba a tener dos películas despertó reticencias y acusaciones de prostitución del arte en favor del dinero. El anuncio un año más tarde de que finalmente serían tres películas resultó directamente ridículo, y la excusa de que “tenemos tantísimas cosas increíbles que contar que no nos caben en dos partes” ha acabado demostrando una mentira. Ojalá una “versión reducida” de tres horas en las que sí pasan cosas.

La única razón detrás del rodaje de tres películas de El Hobbit es el ansia enfermiza de su director. La ley de la útima croqueta. Me explico: los gordos no nacen, los gordos se hacen. ¿Que queda una croqueta en el plato? Pues me la como. ¿Que hay una última salchicha en el frigo? Pues me hago un perrito con todo lo que pille. ¿Que no sé qué chaqueta ponerme? Pues me pongo tres. Esa gula para la comida a menudo se exporta a la vida social. Quieren tener tus amigos, te roban tus mejores bromas y se compran todos los productos de Apple que existen. Lo quieren todo.

[seguir leyendo]
http://www.domingodecine.es/hollywood/peter-jackson-la-ultima-croqueta/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s