Y ahora qué, Brad

brad.jpg

Algo raro está pasando en Hollywood cuando Tom Cruise es el que menos escándalos está dando. Los respectivos divorcios de Johnny Depp y Brad Pitt son feos, muy feos. Están destapando miserias que llevaban años debajo de la alfombra y, lo que es peor, convirtiéndose en culebrones a tiempo real que dan nuevos golpes de efecto casi a diario. La vida puede dar un vuelco radical de un día para otro, y las estrellas no son una excepción. La diferencia es que en su caso el escarnio y la vergüenza son públicos, y corren el riesgo de perseguirles durante el resto de su vida. Brad Pitt (Oklahoma, 52 años) se enfrenta al segundo asalto de su vida con muchos asuntos pendientes y demasiadas preocupaciones en su cabeza. Recapitulemos.

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2016/10/05/icon/1475683889_141945.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s