40 años después, ‘Carrie’ sigue expresando todos los miedos del ser humano

carrie.jpg

Un día, un lector desafió al escritor Stephen King: “Siempre escribes cosas de machos. No sabes escribir sobre mujeres. Te asustan”. King no tenía nada que perder, había vendido su coche y desinstalado el teléfono porque no podía mantenerlos. Los relatos que escribía para diversas publicaciones no daban para mucho. Para concebir a su antiheroína, el novelista se inspiró en dos chicas de su instituto cuya existencia le había despertado semejante lástima que años después seguía recordándolas. Una era objeto de burlas en clase porque siempre llevaba la misma ropa, la otra sufría la opresión religiosa de su madre. Cuando Stephen King (Portland, 1947) se sentó a escribir Carrie, ambas chicas estaban muertas: la primera de forma súbita, y la segunda se disparó en el estómago durante su depresión posparto.

Tras escribir tres páginas, se sintió incapaz de seguir adelante, y las tiró a la basura. Le acechó el miedo. Pero días después su mujer las recuperó y le convenció para que continuase. Así nació Carrie, una introvertida adolescente martirizada por su madre fanática y humillada por sus compañeros de instituto, hasta que sus poderes telequinéticos (poder de desplazar objetos con la mente) explotan en una orgía de muerte, brillantina y sangre de cerdo durante el baile de promoción.

La novela fue un éxito de ventas y estableció a Stephen King como el rey del bestseller de terror. A pesar de que no todas sus novelas son del género, el miedo siempre es el motor que mueve a sus personajes. La adaptación cinematográfica de Carrie (Brian De Palma, 1976) cumple 40 años, y sigue vigente como un escalofriante autorretrato de todos los miedos con los que el ser humano debe aprender a coexistir desde su adolescencia. Empezando por la propia pubertad, uno de los episodios más terroríficos de la vida. “Si recuerdas tus años en el instituto como el mejor momento de tu vida, es que estás jodido”, advierte King. Y añade: “La mayoría de nosotros recordamos el instituto como un lugar del que escapamos”. Analicemos los miedos de la película…

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2016/10/26/icon/1477494663_428651.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s