La guerra de sexos ni se crea ni se destruye, sólo se transforma

una noche fuera de control.jpg

Cuando Britney Spears versionó Satisfaction de los Rolling Stones, se limitó a insertar jadeos y a cambiar en la letra “shirt” (camisa) por “skirt” (falda). Una noche fuera de control (en los cines desde el 21 de julio) propone una reescritura igual de sencilla: Scarlett Johansson y sus amigas matan accidentalmente a un stripper durante una despedida de soltera. ¿Homenaje?, ¿parodia? de Very bad things: dos décadas después, sale Christian Slater y entra Scarlett Johansson. De momento, todos salimos ganando, todos excepto el pobre stripper. Pero esta comedia negra con tutús rosas (y sin penes en la cabeza, que esa es una tradición exclusivamente ibérica) también nos recuerda que la guerra de sexos no se crea ni se destruye, solo se transforma.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2017/08/03/icon/1501752658_726163.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s