El cine de terror se ensaña con las mujeres, pero a la vez nos da las mejores heroínas

toni_colette_en_hereditary_7552_863x647.jpg

El terror es el único género del cine en el que las mujeres ocupan más tiempo de pantalla (53%) que los hombres. Esta superioridad se debe a la predilección de los asesinos en serie, monstruos en general y psicópatas en particular por matar chicas. Pero por necesidades narrativas, para que el público tenga un personaje favorito, esa víctima debe empoderarse hacia el final del segundo acto y decidir que va a sobrevivir a la película. Ella es la “chica final”, un término acuñado por Carol J Clover en Men, Women and Chainsaws: Gender in the Modern Horror Film que hoy es canon del cine de terror. Un género que ha sido víctima perversa de su propio ensañamiento misógino: al pretender recrearse en la violencia contra las mujeres, ha terminado creando algunos de los personajes femeninos más complejos del cine.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/cine-de-terror-personajes-femeninos-psicosis-hereditary-scream/31846

Anuncios

Por qué Rihanna es una revolución política aunque no hable sobre política

rihanna_7522_863x647.jpg

En 2005, las listas de éxitos estaban atestadas de una nueva generación de jóvenes cantantes negras sin apellido. Ashanti, Cassie, Mya, Jamelia, Ciara, Amerie, Fantasia, Lumidee, Nivea o Letoya. Rihanna era una más. Sin embargo, y aunque ahora resulte fácil marcar una distinción entre ella y el pelotón, había cierto talante inconformista en ella: en su primer single, Pon de replay, criticaba a un señor que estaba pinchando música que no le gustaba. En el videoclip se subía a una tarima, bailaba sola y levantaba la fiesta entera en una época en la que las cantantes pop acostumbraban a contonearse al lado de un rapero que ni las miraba. Pero de sus 38 vídeos publicados hasta ahora, en 16 no sale ningún hombre, en 12 solo aparecen de fondo y en tres ella acaba matándoles. Rihanna se comporta, en definitiva, como podría decir ella, como si el mundo fuera su zorra.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/celebrities/articulos/rihanna-simbolo-politico-fenty-savage/32205

Entrevista: Gus Van Sant

gus_van_sant_2790_863x647.jpg

Durante la rueda de prensa matutina, Gus Van Sant ha puesto en aprietos a una periodista que le ha preguntado si considera que sus intereses han cambiado desde que empezó a hacer películas en los 80. “¿Y cuáles son mis intereses, según tú?” ha sido la no-respuesta del director. Y durante las entrevistas posteriores para presentar su nueva película, No te preocupes, no llegará lejos a pie (sobre la vida del dibujante paralítico John Callahan), y la exposición que pasará todo el verano en La casa encendida de Madrid Van Sant responde la mayoría de preguntas con monosílabos, con contra-preguntas y con “no lo sé”.

Sentarse a comentar los altos y bajos de su carrera resulta, ante este panorama, un desafío soberanista. Pero Gus Van Sant es tan económico en palabras como honesto en confesiones: reconoce que le dio el papel protagonista de Todo por un sueño a Nicole Kidman porque la actriz demostró ser igual de obsesiva, perfeccionista y hambrienta que el personaje y que le hizo un casting a Drew Barrymore para interpretar a Marion Crane en Psicosis. Este proyecto maldito, por cierto, es la única parada de este viaje en la que él se incorpora de la silla. Quizá porque, 20 años después, siente que todavía no hemos entendido lo que pretendía con aquella fotocopia a todo color. Pero la película con la que Van Sant parece despertar es la única de esta entrevista que no dirigió él, Stonewall.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/gus-van-sant-entrevista-psicosis-mi-idaho-privado-no-te-preocupes-no-llegara-lejos-a-pie/32185

“El proxeneta de las estrellas”, ¿heroicidad o sensacionalismo?

rock_hudson_uno_de_los_supuestos_clientes_de_scotty_bowers_1192_863x647.jpg

En diciembre de 2011, siete meses antes de morir, Gore Vidal le pidió a su amigo Scotty Bowers que le pusiese en contacto con Bob. Ni siquiera sabía si estaba vivo o muerto, pero quería verle por última vez. Bob había sido su amante en los años 60 y, hacia el final de su vida, Gore Vidal sintió un ataque de nostalgia, romanticismo y curiosidad. O como asegura Scotty Bowers, “a Gore le gustaba Bob porque había estado en la marina y tenía la polla como el brazo de un bebé”. Bob era un chapero y Scotty fue el proxeneta que, a cambio de una ínfima comisión de 20 dólares, le puso en contacto con Vidal en los años 50. Ahora el documental Scotty And The Secret History Of Hollywood desvela la lista de clientes VIP de Bowers, “el proxeneta de las estrellas”, pero huye de toda sordidez, sensacionalismo o malicia: este documental está planteado como un entrañable relato de superación y libertad.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/scotty-bowers-proxeneta-hollywood-dorado-gore-vidal-rock-hudson-cole-porter/31844