Ya solo queda un Blockbuster

500 días juntos.jpg

Queda un Blockbuster en Estados Unidos. Está en Bend (Oregón), una región de 80.000 habitantes que nunca ha sido tan famosa como ahora que los otros dos establecimientos de la franquicia que quedaban en Alaska (el estado con las noches más largas, los inviernos más gélidos y el wi-fi más lento) han echado el cierre. Fracasa así la iniciativa del presentador John Oliver, que compró varios objetos subastados por el actor Russell Crowe para celebrar su divorcio (una coquilla de cuero de Cinderella Man, una capucha de Robin Hood y un chaleco de Los miserables), para exponerlos en esos dos videoclubs de Alaska, atraer la curiosidad del público y salvar ambos negocios de la quiebra.

En realidad, aquella estrategia romántica convirtió a esos dos penúltimos videoclubs en lo que ya eran: un museo. Una reliquia de otra época. Su fundador, Wayne Huizenga, falleció en marzo de este año, de modo que no ha tenido que vivir para ver su revolucionaria idea extinguirse como ocurre con todas las revoluciones.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2018/07/20/icon/1532078333_432145.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s