La boyband nunca se crea o se destruye, sólo se transforma

boy bands.jpg

En el documental de 2013 sobre los Backstreet Boys, Show ‘em what you’re made of, Kevin Richardson cuenta que lo único que sabe decir en alemán es “willst du mir einen blasen?”: ¿quieres hacerme una mamada? Richardson aprendió esta frase en el idioma local de cada país que visitaba en sus giras cuando tenía 27 años. Esta anécdota revela un aspecto tabú de las boybands (cuyas fans, la mayoría adolescentes y todas enamoradas platónicamente, harían cualquier cosa por sus ídolos), pero también expone la colisión entre la fantasía y la realidad: son vendidos como superhéroes románticos aunque no escriban sus letras de amor exacerbado, pero en la habitación del hotel se benefician del efecto de esas letras. Ahora que Backstreet Boys vuelven a ser número 1 en Estados Unidos, ¿tiene sentido una boyband cuando se convierte en manband?

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/cultura/articulos/por-que-el-mundo-no-se-cansa-de-consumir-boybands/36423

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s