Ser el amor platónico de la Generación X arruinó la vida de Winona Ryder

winona.gif

Al final de Eduardo manostijeras, Kim —Winona Ryder— bailaba bajo la nieve con los brazos abiertos como la muñeca de una caja de música. Así es como ella quería que Edward la recordase, a pesar de ser ya una anciana, porque sabía que jamás estaría a la altura del amor —imposible, inmaculado, incondicional— que él sentía por ella. En Here With Me, el videoclip de The Killers también dirigido por Tim Burton, Ryder era una muñeca de cera. Desde entonces, los miembros de la generación X tampoco han permitido que su amor platónico oficial sea otra cosa que una musa y, como tal, un objeto pasivo.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/cultura/entretenimiento/articulos/la-romantica-maldicion-de-winona/37241

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s