España sigue viendo a Enrique Iglesias como el hijo pijo de Julio

Enrique Iglesias

La fama es hereditaria, pero el talento para aprovecharla no. Los hijos de Isabel Preysler han demostrado tener un don genético para adscribirse a la historia de la cultura pop española: Chabeli bautizó oficialmente el nuevo formato de la prensa rosa (“telebasura”) antes de salir escopetada del plató de Tómbola en 1997, Tamara consiguió que un Nobel de literatura (Mario Vargas Llosa, ahora más conocido como el 50% de la pareja “mamá y Mario”) acudiese a MasterChef y Enrique ostenta todo tipo de récords musicales: el único artista español con dos números 1 en Estados Unidos, el único en actuar en la Super Bowl y el primero en llegar a mil millones de reproducciones en YouTube con una canción en castellano (Bailando). Enrique Iglesias lleva casi 25 años sin dejar de triunfar y cinco veranos sonando en las discotecas más que nadie, pero para mucha gente en España sigue siendo el hijo de papá que cantaba con las mangas del jersey más largas que los brazos.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/cultura/entretenimiento/articulos/enrique-iglesias-relacion-padre-julio-carrera/42182

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s