Diario de un televidente confinado

El primer día laborable en estado de alarma, la televisión amaneció con normalidad en la forma (informativos, todos presentados por mujeres). El fondo era otra cosa: solo se hablaba del virus. Claro. El único descanso fue para la predicción metereológica, por inercia y por si acaso, pero Silvia Laplana contó en La 1 que iba a nevar en Castilla-Leon y a hacer sol en Andalucía como quien sabe que a la mayoría de los espectadores eso les daría igual. Amas de casa, estudiantes e ingenieros, se sentaron ante la misma programación por primera vez en décadas. Desde este lunes la televisión vuelve a tener la relevancia, sentido y función social de tiempos más simples: vuelve a ser, y más que nunca, la ventana al mundo que nos une como comunidad.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/television/2020-03-17/diario-de-un-televidente-del-coronavirus.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s