Cómo ser Mario Casas

España ve a Mario Casas (A Coruña, 1986) como a un hermano pequeño. Por eso vive tan pendiente de sus novias, de sus cambios de peso o de lo que compraba en el supermercado durante la pandemia (una información detallada por la segunda agencia de noticias del país: “Pan, refrescos, snacks,frutas y verduras”). Por eso ardieron las redes cuando fue a El hormiguero y Pablo Motos dedicó toda la entrevista a intentar que se quitase la gorra. Sin éxito.

El peinado que Casas se empeñaba en ocultar es el que luce en El practicante, una película de Netflix dirigida por Carles Torras que se estrena el próximo mes de septiembre en la que por primera vez interpreta a un villano. “No quería desvelarlo, no me apetecía salir así. Además, no me encontraba bien porque estaba muy metido en la peli en aquel momento. Me sorprendió que se convirtiera en noticia durante tres o cuatro meses. Yo me veía delgado, poco favorecido y me tocaba promocionar una película distinta”, aclara. En otras palabras: lo último que él quería, en pleno rodaje de un siniestro thriller psicológico, era tener que volver a ser Mario Casas. Pero España no parece dispuesta a dejar que lo olvide.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2020/07/27/icon/1595845993_203061.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s