Lo de Armie Hammer

Apenas han transcurrido dos semanas de 2021 y la humanidad ha tenido que procesar que unos fanáticos asalten el Capitolio, que Kim Kardashian y Kanye West estén al borde del divorcio, que Donald Trump se convierta en el primer presidente de Estados Unidos en sufrir dos impugnaciones y que hayan atribuido a Armie Hammer fantasías de canibalismo. La filtración de unos supuestos mensajes privados del actor en los que habla de beberse la sangre de una amante, cortarle un dedo o incluso fantasee con la violación han desencadenado un furor en Internet no necesariamente porque esos mensajes sean auténticos (lo cual no está demostrado) sino porque se trata de una historia rocambolesca y, por tanto, irresistible: hay perversiones sexuales, hay una celebridad expuesta y hay un debate sobre la vulneración de la privacidad y sobre un mundo en el que cualquiera puede ver su reputación arruinada por unos mensajes falsificados.

Hammer, por su parte, ha abandonado el rodaje de su próxima película para quedarse con sus hijos durante la tormenta mediática. Sean o no ciertos esos mensajes, son lo suficientemente explosivos (y lo que es peor, verosímiles, dado el historial de Hammer confesando experiencias de dominación sexual): de cómo él gestione el escándalo durante los próximos días dependerá que esta historia se quede en una extravagante anécdota o en una explosiva nota al pie adscrita a su biografía para siempre.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/sociedad/celebrities/articulos/armie-hammer-mensajes-canibalismo/48395

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s