Nadie quiere llamarse Nigel

Hollywood está lleno de hombres hechos a sí mismos, pero pocos en un sentido tan literal como Sam Neill. El actor irlandés considera que su primera interpretación fue a los siete años, cuando su familia se mudó a Nueva Zelanda, por una cuestión de supervivencia: el pequeño Nigel decidió fingir que era neozelandés, corregir su tartamudez y cambiarse de nombre. “Creo que en retrospectiva aquello fue una reordenación de mí mismo. Una vez escuché que actuar es fingir que eres otra persona, pero fingirlo con mucha sinceridad. Yo al principio fingía ser neozelandés, pero lo fingía con mucha sinceridad porque era un niño delgado y tartamudo llamado Nigel en un lugar en el que si sonabas como un Nigel te daban una colleja. Así que decidí dejar de sonar como un Nigel, cambié la voz y me comporté de forma distinta”, recuerda. ¿Tan mal lo tenían los Nigel en la Nueva Zelanda de los cincuenta? “Es difícil transmitir las implicaciones del nombre Nigel… no es un nombre que quieres tener cuando eres niño. Mi mejor amigo se llamaba Nigel también y nos gustaban las novelas de vaqueros, que estaban llenas de tipos llamados Sam o Bill. Pero ningún Nigel. Las únicas personas aún vivas que me siguen llamando Nigel son mi hermano y mi hermana. Y todavía me molesta”, reconoce. Y así fue como Sam Neill empezó a cumplir los sueños del pequeño Nigel.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/icon/actualidad/2020-12-04/sam-neill-en-parque-jurasico-todos-los-decorados-eran-naturales-ahora-en-el-plato-solo-hay-pantallas-verdes-a-tu-alrededor.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s