Sexo, mentiras y cintas de música: historia oral de Amistades Peligrosas

amistades.jpg

¿Quién dijo que la lucha social es incompatible con echar un polvo? Entre 1991 y 1998, Amistades Peligrosasarrasaron como una versión sin ropa interior de Sergio y Estíbaliz en la España eufórica de los Juegos Olímpicos y la Expo con un pop-rock sudoroso, unas letras insólitas (“basta ya de tanta tontería, hoy voy a ir al grano, te voy a meter mano porque otro gallo así nos cantaría”) y una química sexual que se convirtió en su marca pero que escondía una relación personal insoportable para ambos. Alberto Comesaña y Cristina Del Valle cuentan, por separado, la historia Amistades peligrosas.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/cultura/entretenimiento/articulos/que-fue-de-amistades-peligrosas-cristina-del-valle-alberto-comesana/35115

Anuncios

De Babilonia al Grinch: ¿por qué nos gusta tanto quejarnos?

grinch

En el clímax de Network, un mundo implacable (o uno de ellos, porque esa película es todo un clímax cultural en sí misma), Howard Beale exclamaba “¡estoy más que harto y no pienso soportarlo más!” durante su programa de televisión. Ese mantra calaba a tiempo real entre los ciudadanos, quienes se echaban a las ventanas (que no a las calles, que hacía frío) para repetirlo a gritos: resulta tan abstracto (¿de qué está harto, exactamente?) como universal (todo el mundo está harto de algo), de modo que todo el mundo puede identificarse con él.

La queja es tan antigua como el ser humano. Cabe imaginar que, cuando a los primeros microorganismos les salieron patitas, uno de ellos le indicó al otro que estaba caminando mal. Es probable que el que inventó el fuego reaccionó gruñendo por la quemadura que le provocó. Poco después de inventarse la rueda, quizá alguien lamentó que las nuevas generaciones se estaban aburguesando y ya no querían desplazarse a pie. Por este motivo, el cuento de Dr Seuss Cómo el Grinch robó la Navidad está asimilado por completo en la cultura popular americana (no tanto en el resto del mundo: su adaptación cinematográfica de 2000 con Jim Carrey recaudó 345 millones de dólares de los cuales un 75% fue en Estados Unidos). Y en un contrafenómeno perverso, 60 años después de su nacimiento la cara del Grinch aparece en decoraciones navideñas. Moraleja: el quejica siempre acaba formando parte de lo que odia. Como Howard Beale, cuyo odio hacia la televisión en Network, un mundo implacable acababa dándole una audiencia colosal al canal.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/cultura/entretenimiento/articulos/de-babilonia-a-el-grinch-por-que-quejarse-resulta-tan-irresistible/34980

Todas las pelucas de Nicole Kidman, ordenadas de peor a mejor

nicole kidman pelucas.jpg

Hace una semanas, durante un encuentro con el público, un fan le explicó a Nicole Kidman que estaba preparando un ranking para su podcast Kidmania ordenando todas las pelucas que ha llevado la actriz en el cine. Él quería conocer la opinión de Kidman respecto a la que luce en Destroyer, su última película, y en qué posición la pondría. Nicole despachó a su fan, a medio camino entre el estupor, la irritación y el colegueo, con un “voy a rechazar esa pregunta tan horrible”.

En 1989, antes de ponerse su primera peluca y de casarse con Tom Cruise, explicó que su pelo (muy fino, con rizo cerrado y con mucha cantidad) no servía para hacer ningún peinado con él. Y sin embargo, la convirtió en una estrella: eran los 90, cuando las mujeres indómitas, independientes y seguras de sí mismas lo demostraban empezando por sus rizos. Pero como aquellas (Julia Roberts, Sarah Jessica Parker), Nicole Kidman ya solo lleva el pelo liso. Eso, claro está, cuando es el suyo verdadero porque en la mayoría de sus películas lo ocultó tras una peluca. El calor de los focos, los tintes, los tratamientos y los alisados empezaron a causar estragos y ella optó por peluca en 39 de sus 49 películasen Hollywood. Eliminando aquellas en las que lució su pelo real (Días de trueno, Un horizonte muy lejano, Malicia, Mi vida, Retrato de una dama, Eyes Wide Shut, Los otros -que, total, no había focos-, Rabbit Hole, Secretos de una obsesión y La seducción) este es el ranking que Nicole detestaría leer y afortunadamente nunca leerá.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/cultura/entretenimiento/articulos/nicole-kidman-todas-las-pelucas-ordenadas-de-peor-a-mejor/34335

12 películas revolucionarias en los 90 que hoy han quedado obsoletas

acoso.jpg

Los cinturones de tachuelas. El Candy Crush. La música de Muse. Todos los bastiones culturales parecen muy modernos hasta que dejan de serlo. Y lo mismo pasa con los valores, la ideología y las revoluciones. Estos filmes tienen dos cosas que común: que siguen molando como el primer día y que, sin embargo, su condición de obras transgresoras resulta hoy entrañable como un tigre adoptado por una camada de gatitos. Regresar a ellas demuestra que el mundo, le pese a quien le pese, solo avanza hacia adelante. Aunque a veces no lo parezca.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2018/10/16/album/1539702882_697373.html

La noche en que Miley Cyrus mató a Hannah Montana a golpe de twerking

miley cyrus robin thicke

Twerk (verbo) : Bailar una música popular de modo sexualmente provocativo sacudiendo las caderas con el cuerpo en una postura agachada.

Origen: A principios del siglo XIX, quizá como una fusión de twitch (contracción) y jerk (sacudida) .

El diccionario de Oxford incluyó esta definición de twerk el 28 de agosto de 2013, exactamente tres días después de que Miley Cyrus le enseñase al mundo entero en qué consistíadurante los premios MTV. Esta danza afrocaribeña, que consiste en poner el trasero en pompa en dirección al hombre deseado y zarandear las nalgas, supuso una celebración de su madurez, una presentación oficial de su nuevo personaje y, metafóricamente, la prueba del pañuelo más destartalada, rocambolesca y sórdida que ha ocurrido jamás.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/sociedad/celebrities/articulos/miley-cyrus-twerk-twerking-robin-thicke-escandalo-diccionario-baile-sexualizado-premios-mtv-2013-aniversario-we-can-t-stop/33088

Cómo Kim Kardashian y Kanye West se han convertido en las personas más influyentes del planeta

kim kanye

“Porque estaba cachonda y porque me apetecía”. Así le explicaba Kim Kardashian a su hermana Khloe su motivación para grabar el vídeo casero erótico filtrado en 2007, supuestamente sin su consentimiento, por la productora porno Vivid Entertainment. Aquella sex tape acabaría siendo la génesis de su transformación de hija más guapa del mejor amigo y abogado de O.J. Simpson, Robert Kardashian, en mujer más observada del planeta y por tanto, en tiempos de Instagram, la más poderosa. Keeping up with the Kardashians, su reality show, reinventó la forma de consumir a las celebridades: ya no huían de las cámaras, sino que las invitaban al salón de sus casas para controlar su imagen en un mundo digital donde nadie está a salvo de atentados contra ella.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2018/10/03/icon/1538570478_042546.html

Los videoclips de Madonna, ordenados de mayor a menor apropiación cultural

madonna la isla bonita.png

En Antes de morirme , su dueto con C Tangana, Rosalíaya aclaraba que “sin ser gitana tengo compás”. Pero no era lo suficientemente famosa como para ofender a nadie. Ahora que es la mujer española cool del planeta (Billboard, Pitchfork, Dua Lipa o Gorillaz han declarado su admiración hacia ella) cada nueva canción despierta acusaciones de apropiación cultural: hay quien considera que no tiene derecho a cantar flamenco porque no es gitana.

La apropiación cultural consiste en que un miembro de un demográfico privilegiado espolea, explota y se adueña de la tradición de un colectivo marginado. Por ejemplo, Britney Spears cantando R&B mientras hay miles de chicas negras que no pueden acceder a la industria musical. O, como explican en un episodio de Rupaul’s Drag Race, “la apropiación cultural antes se llamaba moda”. Madonna debe de estar en su casa preguntándose pero qué invento es esto, si ella en 35 años ha sido geisha, torera, drag queen, primera dama argentina, Marilyn Monroe, italiana, Maria Magdalena, diosa hindú, negra, vaquera y flamenca. Ahora se llama apropiación cultural, en sus tiempos se llamaba “reinventarse”.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/sociedad/celebrities/articulos/madonna-videos-apropiacion-cultural/32916

Cuando Paulina Rubio y Thalía se tiraron de los pelos en medio de un concierto

paulina thalia

¿Qué sería de la cultura pop sin enemistades acérrimas? Es imposible entender Hollywood sin las jugarretas que Bette Davis y Joan Crawford se perpetraron durante décadas, sin la rivalidad entre Sylvester Stallone y Richard Gere que acabó con el primero difundiendo la leyenda urbana de que el segundo había ido a urgencias con un hámster metido en el culo o sin el 90% de los seres humanos que se han cruzado en el camino de Julia Roberts contando cómo la detestaron.

En la cultura pop española tenemos menos rivalidades legendarias. Están Sara Montiel y Marujita Díaz, están Marta y Marilia y están Carmen Maura y Almodóvar. Pero no es lo mismo. No hay traiciones, ni venganzas, ni insultos ingeniosos, ni un antagonismo convertido en espectáculo: en definitiva, no hay relato, solo un mal rollo. Siempre nos quedará México, la patria que a cambio de Rocío Dúrcal nos ha dado a Luis Miguel, a Frida Khalo, a Gael García Bernal, a Luis Miguel, la serie y a nuestras propias Crawford y Davis: Paulina Rubio y Thalía.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/sociedad/celebrities/articulos/rivalidades-famosos-thalia-paulina-rubio-instagram/33455

El escándalo de Ted Kennedy que selló la maldición de la saga

ted kennedy

Teddy era el último Kennedy. Su hermano John había sido asesinado en 1963 en pleno mandato y Bobby corrió la misma desgracia en 1968, 80 días después de anunciar su carrera a la presidencia. Ted, el pequeño de nueve hermanos, era ahora la nueva obsesión de la sociedad americana, que veía a los Kennedy como lo más parecido que tendría jamás a una familia real. Tenían la misión de reconstruir Camelot y Ted aceptó su destino con displicencia. En 1957, John Fitzgerald Kennedy explicó: “Yo me metí en política porque Joe [el hermano mayor] murió [durante la Segunda Guerra Mundial]. Si algo me ocurriera a mí mi hermano Bobby emprendería su carrera política. Y si Bobby muriese Teddy le tomaría el relevo”.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2018/09/13/icon/1536829472_125238.html

¿Qué ocurriría si ‘Algo pasa con Mary’ se estrenase hoy?

cameron_diaz_algo_pasa_con_mary_4533_863x647.jpg

El gobierno de Bill Clinton convirtió la corrección política en la crema de su tarta ideológica: era dulce, era bonita y nadie querría ser el invitado que la aparta con una cuchara. Y tal y como bien sabían el rey Alfredo el grande cuando unificó los dialectos de las islas británicas en un solo idioma o los colonos españoles en las Américas, no existe herramienta política más eficaz que el lenguaje: Clinton popularizó términos como afroamericano, discapacitado mental o gay a modo de rebranding para las minorías históricamente denigradas. Pero en enero de 1998 Bill Clinton tuvo que comerse su propia tarta sin masticar cuando pronunció una frase que abrió los telediarios de todo el planeta: “No he mantenido relaciones sexuales con esa mujer, la señorita Lewinsky”.

[seguir leyendo]
https://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/algo-pasa-con-mary-que-ocurriria-si-se-estrenase-hoy-20-anos/32368