Nadie quiere llamarse Nigel

Hollywood está lleno de hombres hechos a sí mismos, pero pocos en un sentido tan literal como Sam Neill. El actor irlandés considera que su primera interpretación fue a los siete años, cuando su familia se mudó a Nueva Zelanda, por una cuestión de supervivencia: el pequeño Nigel decidió fingir que era neozelandés, corregir su tartamudez y cambiarse de nombre. “Creo que en retrospectiva aquello fue una reordenación de mí mismo. Una vez escuché que actuar es fingir que eres otra persona, pero fingirlo con mucha sinceridad. Yo al principio fingía ser neozelandés, pero lo fingía con mucha sinceridad porque era un niño delgado y tartamudo llamado Nigel en un lugar en el que si sonabas como un Nigel te daban una colleja. Así que decidí dejar de sonar como un Nigel, cambié la voz y me comporté de forma distinta”, recuerda. ¿Tan mal lo tenían los Nigel en la Nueva Zelanda de los cincuenta? “Es difícil transmitir las implicaciones del nombre Nigel… no es un nombre que quieres tener cuando eres niño. Mi mejor amigo se llamaba Nigel también y nos gustaban las novelas de vaqueros, que estaban llenas de tipos llamados Sam o Bill. Pero ningún Nigel. Las únicas personas aún vivas que me siguen llamando Nigel son mi hermano y mi hermana. Y todavía me molesta”, reconoce. Y así fue como Sam Neill empezó a cumplir los sueños del pequeño Nigel.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/icon/actualidad/2020-12-04/sam-neill-en-parque-jurasico-todos-los-decorados-eran-naturales-ahora-en-el-plato-solo-hay-pantallas-verdes-a-tu-alrededor.html

Nicole es así

Cuando Grace de Mónaco fue recibida con abucheos en el festival de Cannes de 2014, Nicole Kidman (Honolulu, 1967) se encerró en la habitación de su hotel a llorar. Una reacción melodramática pero en sintonía con su viaje vital: Nicole Kidman, que acaba de estrenar The Undoing en HBO, siempre ha querido ser una heroína romántica y dejarse abrumar por sus propias pasiones.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/icon/cultura/2020-10-31/como-nicole-kidman-gano-y-tom-cruise-perdio-historia-de-un-fracaso-matrimonial-que-termino-creando-a-la-estrella-mas-atipica-del-siglo-xxi.html

Hamburguesas y botox

La premisa parece una telecomedia de situación: Sunset. La milla de oro, el penúltimo fenómeno de Netflix, narra el día a día en la agencia inmobiliaria de lujo Oppenheimer, en Los Ángeles, regentada por dos gemelos (que siempre sonríen con los dientes pero nunca con los ojos) Jason y Brett Oppenheimer y una plantilla íntegramente compuesta por mujeres que antes de ser agentes inmobiliarias trabajaron como modelos, actrices o conejitas de Playboy.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/television/2020-09-01/sunset-la-milla-de-oro-una-jungla-de-terrazzo-y-botox.html

Dolly Parton decide cuándo empieza la Navidad

Hace poco se desveló que Dolly Parton había donado un millón de dólares a la compañía farmacéutica Moderna para su investigación en la vacuna de la Covid-19 e Internet celebró a la cantante como el hada madrina que, en realidad, es desde hace ya varias décadas. Parton siempre ha destinado todo el dinero que le sobra a causas benéficas y a hacer del mundo un lugar mejor. Así que el estreno de su parábola musical Navidad en la plaza (Netflix) llega en el mejor momento posible: Dolly Parton ha decretado que este año la Navidad empieza en noviembre.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/television/2020-11-29/dolly-parton-ha-decretado-que-este-ano-la-navidad-empieza-en-noviembre.html

La cabeza de Jared


En una reciente entrevista, Jared Leto ha querido quitarle hierro a su fama de actor de método, una técnica que consiste en transformarse físicamente, no salir de personaje entre tomas y someter al cuerpo a sufrimientos extremos. El objetivo, compartido con estrellas como Brando, De Niro o Di Caprio es, además, dignificar su profesión mediante el sacrificio. “Aprecio el término, pero la definición es un tanto difusa y puede resultar muy pretenciosa”, aseguró en Variety. “Sí, considero que mi trabajo es presentarme en el set preparado, pero también hacer del rodaje una experiencia placentera y colaborativa”. Esto último habría que preguntárselo a sus compañeros de reparto.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/icon/cultura/2021-01-25/el-genio-y-la-locura-de-jared-leto-un-actor-capaz-de-cualquier-cosa-por-su-proximo-gran-papel.html

España no se merece a Verónica Echegui

Hace dos meses a Verónica Echegui le picó una araña en la frente y todavía tiene la marca. Esto podría ser el arranque de un cómic (o de Orígenes secretos, la película de Netflix en la que la madrileña interpreta a una policía), pero solo es la típica anécdota de quien mientras se quita las gafas de sol, cuenta que vive en el campo, en medio de la nada. Quizá por eso la actriz llegó tan relajada a su encuentro con Icon. Echegui eligió la música (del compositor alemán Max Richter), se tumbó en el suelo descalza para charlar con el fotógrafo sobre aspectos técnicos de las cámaras y consiguió que la sesión de fotos tuviese algo que no siempre tienen las sesiones de fotos: un estado de ánimo.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2020/10/07/icon/1602063867_970373.html

Las facturas de De Niro

Cuando Robert De Niro y Al Pacino viajaron a Europa para presentar el thriller Asesinato justo en 2008, De Niro le dijo a Pacino durante una entrevista con la británica GQ: “No pasa nada, Al, esperemos que algún día nos reunamos para promocionar una película de la que sí nos sintamos orgullosos”. Pacino respondió: “Joder, eso estaría muy bien”. Su siguiente proyecto juntos fue El irlandés.

Tanto Joker como El irlandés, ambas de 2019, le han devuelto a Robert De Niro el prestigio y la relevancia de sus mejores años. Ambos papeles evocaban su glorioso pasado (El rey de la comedia y Uno de los nuestros, respectivamente) y fueron dos de las películas más vistas, comentadas y nominadas a premios del pasado año. Pero ahora De Niro vuelve con En guerra con mi abuelo, una comedia familiar en la que interpreta a un septuagenario que se enzarza en una retahíla de fechorías contra su propio nieto para no tener que compartir habitación con él. Así, el considerado mejor actor de su generación sigue cavando la tumba de su legado: ha rodado 27 películas en la última década y 19 han sido ridiculizadas por la crítica y/o ignoradas por el público. ¿Qué demonios ha pasado con la carrera de Robert De Niro?

[seguir leyendo]
https://elpais.com/icon/cultura/2020-11-15/un-declive-profundo-y-triste-que-le-ha-pasado-a-robert-de-niro-el-gran-actor-de-su-generacion-que-hoy-hace-comedias-malas.html

Los que Kelly McGillis no contaba

Kelly McGillis (California, 1957), una de las grandes estrellas del cine de los ochenta, vive en una cabaña en lo alto de una colina en Hendersonville (Carolina del Norte) y trabaja a tiempo completo en una clínica de rehabilitación ayudando a mujeres con adicciones. Asegura que no la han llamado para la secuela de Top Gun (que la hizo famosa en 1986 y cuya segunda parte se ha retrasado al año que viene debido a la pandemia) porque “estoy vieja y gorda, tengo el aspecto apropiado para una mujer de 62 años; yo ahora me siento a gusto y mi valía no depende de mi belleza”. Pero llegar hasta aquí le costó un camino largo y tortuoso que comenzó hace casi 40 años.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2020/09/15/icon/1600169065_970433.html

La Generación X nunca va a superar ‘Sensación de vivir’

Cuando Luke Perry falleció en marzo de 2019, toda una generación de espectadores volcó en redes sociales una tristeza que evocaba cierto vacío sentimental y existencial: la muerte de tu ídolo adolescente te enfrenta con tu propia mortalidad. Pero aquel duelo colectivo también puso de manifiesto el legado imperecedero de Sensación de vivir. La primera telenovela adolescente de la historia, estrenada hace hoy 30 años, definió una década, una generación y, sobre todo, unas expectativas ante la vida. Desde su final en 2000 ha tenido dos secuelas (una de cinco temporadas en 2008 y otra de solo seis episodios el año pasado) y cada reencuentro entre sus protagonistas provoca un tsunami de nostalgia en internet.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2020/10/01/icon/1601562838_810107.html

Un ataque de ansiedad de 150 minutos

Los concursantes de la segunda temporada de La isla de las tentaciones han llegado a esa playa sin haber aprendido nada de la edición anterior. O quizá habiendo aprendido demasiado. El primer programa, emitido anoche en Telecinco, fue la adaptación televisiva de un ataque de ansiedad de dos horas y media: rímel corrido, insultos, mentiras y crisis de pareja con amagos de ruptura en un reality show que, en solo dos ediciones, ya se ha asentado como el festival anual de las relaciones tóxicas.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2020/09/23/icon/1600890460_447077.html