Ot gala 3: Los chicos no lloran

africa ot 2018

Julia va a salvar OT 2018. O esa es, al menos, la narrativa que se ha escrito en torno a su actuación. Pero esta noche Julia no parece una superheroína porque le han puesto cejas de villana. Quizá sea un mensaje antisistema: desde que Donald Trump llamó “nasty woman” (mujer antipática) a Hillary Clinton, el movimiento feminista se ha apropiado del término porque las mujeres antipáticas son, a veces, las que cambian el mundo. O quizá se deba a que a una esteticista se le ha ido la mano con la ceja izquierda y ha tenido que ir igualando la otra.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/cultura/2018/10/11/television/1539234419_381661.html

Anuncios

OT gala 2: Pesadilla en el parque de atracciones

ot 2018.jpg

En las películas americanas, que un personaje se quite las gafas solo significa una cosa: va a revelar que todo este tiempo ha sido guapísimo sin que nos demos cuenta y va a convertirse en un triunfador. Pero esto no es otra estúpida película americana, sino otro estúpido reality show y Alfonso se ha quitado las suyas para acabar siendo expulsado con uno de los mayores porcentajes de la historia de Operación Triunfo: un 78,8. Ana Torroja no está y en su lugar, como si de un thriller sobrenatural se tratase, aparece Rosana dejando escapar la oportunidad de incluir a la mujer de Juan Antonio en el jurado y que empiece todas sus valoraciones con “mira una cosita te voy a decir”. Nada va a tener sentido esta noche, hasta el punto de que Rosana acabará siendo nuestra constante, algo que no ocurría desde el verano de 1998 cuando El talismán era la única canción que sonaba en las piscinas municipales de todo el país.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/cultura/2018/10/04/television/1538637910_470942.html