11 estrellas que dejaron de serlo durante 2015

jennifer_lopez.jpg

A todos nos ha pasado alguna vez. Entramos en un ascensor cuando están a punto de cerrarse las puertas y un irritante pitido nos indica que el ascensor no va a moverse porque hay demasiadas personas dentro. Alguien tiene que salir, ¿pero quién? El silencio incómodo dura pocos segundos, en los que la mujer que lleva un bebé, el chaval de las muletas y la vieja recién llegada tienen la certeza de que no se van a mover. Finalmente nos rendimos y abandonamos el ascensor para permitir que la vida siga sin nosotros. «No os preocupéis, seguid sin mí, estaré bien».

Pues Hollywood es como un gran ascensor en el que todo el mundo quiere entrar, pero no hay sitio para todos. Para que haya nuevas estrellas otras viejas glorias deben rendirse y muchas aspirantes frustradas a estrellas han de asumir que si no les ha llegado ya la fama, nunca sucederá. En su lugar, deben subirse a otro ascensor. Uno que sólo va a hacia abajo, hacia un sótano lleno de papeles episódicos en CSI, anuncios de teletienda y detenciones por conducción bajo los efectos de sustancias ilegales. Guardemos un minuto de silencio por las ex-estrellas de las que nadie hablará en 2016.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/grandes-fracasos-del-cine-2015/21694

Los caprichos más extravagantes de las estrellas en 2015

mariah.jpg

Si los famosos tienen exigencias surrealistas es porque pueden permitírselo. No hay nada más tentador que la certeza de que todo el mundo que te rodea va a hacer lo que a ti te dé la gana. Pero algunas estrellas se pasan de caprichosos. Desde Van Halen pidiendo un surtido de M&M’s pero BAJO NINGÚN CONCEPTO (las mayúsculas están en el contrato) de color marrón a Coldplay solicitando tímidamente postales de cada ciudad para enviar a sus hijos, el mundo del espectáculo está lleno de exigencias y condiciones hilarantes, comprensibles o excéntricas. Porque una cosa es buscar la comodidad y otra cosa es, como Jennifer López, llevar 15 años sin remover el café. O como dice la rapera Nicki Minaj: «Cuando yo exijo algo me llaman zorra caprichosa y cuando lo exige un hombre le llaman jefe». Luego, Minaj resumió así la filosofía de las exigencias: «Si me bebo el zumo de pepinillos, la próxima vez sólo me darán zumo de pepinillos». Estas son las extravagancias más asombrosas de 2015.

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2015/12/14/icon/1450102297_436095.html