‘Con amor, Simon’, la película que está dando fuerzas a los adolescentes para salir del armario

love simon.jpg

“Después de ver Con amor, Simon con mi padre le conté que soy gay en el coche de vuelta. Encontré el coraje para hacerlo en esta película”.

“Salí del armario viendo Con amor, Simon. Mis amigos estaban allí, mis padres también, el cine estaba lleno. La gente se ha reído, ha llorado y ha aplaudido durante toda la peli. He hecho amigos y todo”.

“Hoy es un día importante porque conseguí atreverme a salir del armario delante de mis padres, Me sentí valiente tras haber visto Con amor, Simon. Esta película me ha enseñado que la gente como yo puede ser querida y merece ser querida”.

“He visto la película tres veces y la disfruto más cada vez. Al salir del cine solo puedo pensar: ‘Dios, ojalá hubiera existido esta película cuando era adolescente”.

 

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2018/03/23/icon/1521799075_901507.html?id_externo_rsoc=FB_CM_IC

Jonathan Demme, el hombre que cambió el mundo con una película

demme.jpg

En 1992, Jonathan Demme tenía Hollywood a sus pies. Tras hacer historia con El silencio de los corderos (la tercera película en lograr los cinco Oscars principales: película, director, actor, actriz y guión), tenía a su disposición todos los proyectos que quisiera. Demme se decantó por Philadelphia. La primera película producida por un gran estudio sobre el sida, la enfermedad que aterrorizaba al mundo entero.

Un par de años antes, Compañeros inseparables (un drama independiente sobre cómo el virus diezmó la comunidad homosexual) había intentado sin éxito fichar a alguna estrella para lograr repercusión. Todos dijeron que no. Ningún actor de primera fila quería ver su nombre, su cara y su cuerpo asociados a una enfermedad que provocaba temor, paranoia y repulsión colectiva. Al aceptar dirigir Philadelphia, Jonathan Demme convirtió automáticamente la película en una de los más prestigiosas del año.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/articulos/muere-jonathan-demme-el-silencio-de-los-corderos-philadelphia/24145