Ranking: todas las películas que copiaron a ‘Seven’

seven-brad-pitt-and-morgan-freeman.jpg

La primera película del siglo XXI se estrenó en 1995. Seven contaba la historia de un asesino en serie que evocaba los 7 pecados capitales con sus crímenes y los dos policías (Morgan Freeman, a punto de retirarse, y Brad Pitt, con toda la vida por delante) que sufren la obsesión y angustia por dar caza al asesino en un mundo en el que el mal ha vencido definitivamente al bien. Y además, el asesino parece divertirse con este juego perverso. Anticipó el cinismo y oscuridad moral del cine post11S, e incluso se ensañó con Gwyneth Paltrow cuando aún le caía bien al público. La película traumatizó a toda una generación de espectadores, y dio lugar a un subgénero de thrillers psicológicos que copiaban sin pudor los elementos que hicieron de Seven el drama más perturbador de nuestra generación. A veces buenos, a veces malos, siempre entretenidos, estos plagios no disimulan su intención, pero jamás consiguieron el impacto de su predecesora. Porque como en el amor, la primera vez es la que más duele, pero también la que nunca se podrá olvidar.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/todas-las-peliculas-que-imitaron-a-seven-ordenadas-de-peor-a-mejor/23029

‘Seven’: los 127 minutos que dinamitaron nuestra inocencia

 brad seven

Fue como hacerse mayor en las dos horas y siete minutos que dura la película. Para la generación de los ahora treintañeros, les pilló en la adolescencia. A otros un poco más mayores. El resultado fue el mismo: un shock. Las imágenes turbias, el mensaje nihilista, la visión sombría de la vida, la sangre, la posibilidad de que existiera alguien capaz de matar de ese modo, la locura. Después de verla, la vida de estos espectadores ya no fue la misma, con uno de los mensajes de la película golpeando los inocentes cerebros: “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Veinte años han pasado y Seven (1995, dirigida en por David Fincher y protagonizada por Brad Pitt, Morgan Freeman, Kevin Spacey y Gwyneth Paltrow) conserva intacta su poder de seducción. Su visionado sigue encogiendo el alma del espectador y su influencia llega hasta nuestros días en éxitos como la serie True Detective.

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2015/09/23/icon/1442997850_657176.html