Así se ocultó la relación homosexual de ‘Ben-Hur’

benhu1-1471468484.jpg

Dos hombres se reencuentran tras varios años separados. Judá Ben-Hur y Messala no pueden contener su alegría: se agarran el brazo, se miran fijamente y de arriba abajo con media sonrisa, se rozan las manos al compartir una copa y no pueden evitar reír con nerviosismo. “Después de tantos años, todavía cerca”, “sí, en todos los sentidos”, “te dije que volvería”, “no creí que lo hicieras, estoy tan feliz”…

Son frases que pueden interpretarse como declaraciones de amor. La escena culmina con Ben-Hur y Messala sorbiendo vino de sus cálices con los brazos entrelazados y mirándose intensamente. Según el guionista de la más grande película de romanos jamás filmada, Ben-Hur (William Wyler, 1959), los dos hombres habían sido amantes. Charlton Heston, que interpretó a Judá Ben-Hur, tuvo una reacción furibunda cuando le hablaron de las connotaciones homoeróticas. Todavía hoy, 58 años después del estreno de la película, la interpretaciones son apasionadas y dispares.

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2017/04/10/icon/1491826191_842909.html

Anuncios

Todas las personas a las que Mel Gibson ha ofendido

mel_gibson.jpg

Hoy Mel Gibson está de nuevo en España, esta vez de vacaciones con su novia Rosalind Ross. Ella es una jinete que no había nacido cuando su novio nos aclaró, hace 25 años, para qué sirve un trasero (ver párrafo número cinco, H de Homosexuales). Rosalind tiene 24 años (36 menos que Mel) y ya ha tenido que disculpar al actor alguna vez, la más reciente en Israel cuando una periodista llamada Kristi Miller se acercó a hacerle preguntas y Gibson le gritó, le golpeó y acabó escupiéndole. Cada vez que Mel Gibson vuelve a ser noticia por algún episodio violento nos hacemos la misma pregunta: ¿qué le ha llevado ahí? ¿Cómo acabó una entrevista sobre una adaptación de Shakespeare convertida en un tutorial sobre el uso del trasero?

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/insultos-mel-gibson-judios-homosexuales/22382

Hollywood armarizado (no es país para truchas)

kevin spacey gay

En 1997 Rupert Everett parecía destinado al estrellato. Su interpretación de George en La boda de mi mejor amigo fue uno de los personajes más populares del año, no solo porque aguantaba muy bien las tonterías de Julia Roberts (sentando las bases culturales de en qué consiste una amistad entre un gay y una mariliendres), sino porque lo hacía con mucha gracia y carisma. Tanto encanto tenía que, tras los primeros pases de público, rodaron un nuevo final para que él cerrase la película y no Dermot Mulroney (que tenía el carisma de una acelga).

Tal y como sabéis los de mi quinta (es decir, los que no os estáis preguntando “¿quién coño es Rupert Everett?”), su carrera empezó y acabó con La boda de mi mejor amigo. Su elegancia, fotogenia e intuición cómica fueron eclipsados por un detalle muy relevante en los 90: tenía más pluma que un pavo real. Partiendo de la base de que Everett solo podría interpretar personajes gays, sus opciones quedaban limitadas: no hay tantos papeles para gays en Hollywood, y Rupert solo podría hacer los secundarios, porque los gays protagonistas están reservados a actores heterosexuales que quieren demostrar su valentía y versatilidad (“versatilidad”).

[seguir leyendo]
http://www.domingodecine.es/hollywood/hollywood-es-pais-para-truchas/