Tenemos que hablar de lo equivocada que está Gwyneth Paltrow

gwyneth_paltrow_2316_863x.jpg

En un episodio de Sexo en Nueva York, Stanford el aconseja a su amiga Carrie que acuda a un psicoterapeuta. “Todo el mundo lo hace, incluso Gwyneth Paltrow”, insiste Stanford. La reacción de Carrie es de sorpresa: “¿Gwyneth Paltrow? ¿Y cuál es su problema, que se gusta demasiado a sí misma?”.

Este ataque tan gratuito se emitió cuando en realidad nadie odiaba a Gwyneth Paltrow. Al menos no en voz alta. A finales de los 90, Gwyneth estaba en la cima de Hollywood gracias a su Oscar por Shakespeare enamorado y el éxito de Seven o Grandes esperanzas. Sin embargo, el ácido chiste a su costa en Sexo en Nueva York funcionaba porque en el fondo todo el mundo entendió a qué se referían. Aunque Gwyneth era una celebridad discreta, ya desprendía esas vibraciones de mujer encantada de conocerse a sí misma. Algo parecido a cuando Lindsay Lohan aún era una estrella adolescente y ya parecía un tren a punto de descarrilar.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/celebrities/articulos/gwyneth-paltrow-razones-para-odiarla/22113

Anuncios

11 estrellas que dejaron de serlo durante 2015

jennifer_lopez.jpg

A todos nos ha pasado alguna vez. Entramos en un ascensor cuando están a punto de cerrarse las puertas y un irritante pitido nos indica que el ascensor no va a moverse porque hay demasiadas personas dentro. Alguien tiene que salir, ¿pero quién? El silencio incómodo dura pocos segundos, en los que la mujer que lleva un bebé, el chaval de las muletas y la vieja recién llegada tienen la certeza de que no se van a mover. Finalmente nos rendimos y abandonamos el ascensor para permitir que la vida siga sin nosotros. “No os preocupéis, seguid sin mí, estaré bien”.

Pues Hollywood es como un gran ascensor en el que todo el mundo quiere entrar, pero no hay sitio para todos. Para que haya nuevas estrellas otras viejas glorias deben rendirse y muchas aspirantes frustradas a estrellas han de asumir que si no les ha llegado ya la fama, nunca sucederá. En su lugar, deben subirse a otro ascensor. Uno que sólo va a hacia abajo, hacia un sótano lleno de papeles episódicos en CSI, anuncios de teletienda y detenciones por conducción bajo los efectos de sustancias ilegales. Guardemos un minuto de silencio por las ex-estrellas de las que nadie hablará en 2016.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/grandes-fracasos-del-cine-2015/21694

‘Seven’: los 127 minutos que dinamitaron nuestra inocencia

 brad seven

Fue como hacerse mayor en las dos horas y siete minutos que dura la película. Para la generación de los ahora treintañeros, les pilló en la adolescencia. A otros un poco más mayores. El resultado fue el mismo: un shock. Las imágenes turbias, el mensaje nihilista, la visión sombría de la vida, la sangre, la posibilidad de que existiera alguien capaz de matar de ese modo, la locura. Después de verla, la vida de estos espectadores ya no fue la misma, con uno de los mensajes de la película golpeando los inocentes cerebros: “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Veinte años han pasado y Seven (1995, dirigida en por David Fincher y protagonizada por Brad Pitt, Morgan Freeman, Kevin Spacey y Gwyneth Paltrow) conserva intacta su poder de seducción. Su visionado sigue encogiendo el alma del espectador y su influencia llega hasta nuestros días en éxitos como la serie True Detective.

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2015/09/23/icon/1442997850_657176.html

Todo el mundo odia a Gwyneth

gwyneth paltrow
Una reciente encuesta de la revista Star sitúa a Gwyneth Paltrow como la estrella más odiada de Hollywood. La validez de esta chorrada de noticia es mínima, pero sí es cierto que de un tiempo a esta parte existe una sensación de antipatía generalizada hacia ella. A diferencia de otros casos, como los de Tom Cruise o Anne Hathaway, es difícil averiguar en qué momento Gwyneth dejó de ser la novia de América para convertirse en la niña que llora en las fiestas.

[seguir leyendo]
http://www.domingodecine.es/hollywood/todo-el-mundo-odia-gwyneth/