Los cabos sueltos de la muerte de Heath Ledger, el primer mito cinematográfico del siglo XXI

heath ledger

Heath Ledger había concertado un masaje para las 15.30 h. La cita sería en su casa del 421 de Broome Street del Soho neoyorquino. La masajista llamó a la puerta, pero nadie abrió. Fue cuando ella solicitó la ayuda del portero, que tenía una llave de la vivienda. Cuando abrieron encontraron al actor desnudo sobre su cama, inconsciente y con pastillas para dormir tiradas en la mesilla. Era el 22 de enero de 2008 y Heath Ledger había fallecido a los 28 años. La causa sigue siendo un misterio. La más aceptada es una sobredosis accidental de somníferos (Restoril y Unisom), narcóticos (oxicodona e hidrocodona) y tranquilizantes (Valium y Xanax).

“Nunca me he planteado acostarme con un hombre, pero si tuviera que hacerlo sería él. Contratadle inmediatamente”. Esto es lo que dijo Gil Junger, el director de la primera película de Ledger, 10 razones para odiarte(1999). Con 16 años y menos de un dólar en el banco, Heath Ledger (Perth, Australia, 1979 – Nueva York, Estados Unidos, 2008) se mudó a Sidney, la ciudad donde los australianos van a cumplir sus sueños. Allí consiguió su primer papel importante, el galán de 10 razones para odiarte.

[seguir leyendo]
https://elpais.com/elpais/2018/09/05/icon/1536149480_582807.html

Michelle Williams, la actriz que ha huído de todos los tópicos

michelle_williams.jpg

Nadie conoce a Michelle Williams. Hemos visto su cuerpo y su cara dando vida a otras mujeres, ha mantenido vivo el rubio platino en la alfombra roja e incluso ha prestado su imagen para una campaña de Louis Vuitton. Pero resulta difícil pensar en un adjetivo con el que describir su personalidad. ¿Cómo es Michelle Williams? ¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre? Seguramente muchas cosas, pero no se lo va a contar a nadie.

La actriz es un ejemplo práctico de que sí se puede, de que la privacidad y la fama no son enemigos entre sí. Ninguna otra estrella ha acumulado tantas nominaciones al Oscar (la última de las cuatro, este mismo mes por Manchester frente al mar) con semejante actitud de indiferencia hacia el sistema de Hollywood. Michelle Williams nunca ha sido quien los demás (sean quienes sean esos) querían que fuera, y quizá por eso Hollywood se ha enamorado de ella. En varias ocasiones ha estado a punto de convertirse en un cliché, pero ella ha seguido adelante sin despeinarse. Estos son los moldes en los que «el sistema» ha intentado encajar a Michelle Williams, pero que ella ha sabido esquivar con la misma destreza con la que se pone delante de la cámara.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/michelle-williams-manchester-frente-al-mar-heath-ledger-dawson-crece/23448