El verano en el que Ben Affleck y Jennifer Lopez convirtieron su vida en un circo

c84d727de94771c1c80e7b2483d1bf73.jpg

No había una pareja de famosos que disfrutase tanto con el foco encima. Eran exhibicionistas. Su universo de ostentación llegó al clímax en el vídeo de la canción de Jennifer Lopez, Jenny from the block. Ben Affleck acaricia el trasero a su entonces prometida, que está tomando el sol en la cubierta de un yate vistiendo un pequeño biquini rosa chillón. Todo el mundo lo vio. Es lo que ellos iban buscando. Estuvieron juntos 17 meses (de julio 2002 a enero 2004), fijaron la fecha de la boda, engendraron una criatura llamada Bennifer… Pero, sobre todo, fueron la primera pareja destruida por Internet. Antes de la irrupción de la Red, un publicista podía controlar la narrativa que daban los medios de sus estrellas. Desde la irrupción de la era digital eso es algo incontrolable. Y la relación de Lopez y Affleck fue el primer gran cadáver.

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2016/10/18/icon/1476810442_910216.html

 

11 estrellas que dejaron de serlo durante 2015

jennifer_lopez.jpg

A todos nos ha pasado alguna vez. Entramos en un ascensor cuando están a punto de cerrarse las puertas y un irritante pitido nos indica que el ascensor no va a moverse porque hay demasiadas personas dentro. Alguien tiene que salir, ¿pero quién? El silencio incómodo dura pocos segundos, en los que la mujer que lleva un bebé, el chaval de las muletas y la vieja recién llegada tienen la certeza de que no se van a mover. Finalmente nos rendimos y abandonamos el ascensor para permitir que la vida siga sin nosotros. «No os preocupéis, seguid sin mí, estaré bien».

Pues Hollywood es como un gran ascensor en el que todo el mundo quiere entrar, pero no hay sitio para todos. Para que haya nuevas estrellas otras viejas glorias deben rendirse y muchas aspirantes frustradas a estrellas han de asumir que si no les ha llegado ya la fama, nunca sucederá. En su lugar, deben subirse a otro ascensor. Uno que sólo va a hacia abajo, hacia un sótano lleno de papeles episódicos en CSI, anuncios de teletienda y detenciones por conducción bajo los efectos de sustancias ilegales. Guardemos un minuto de silencio por las ex-estrellas de las que nadie hablará en 2016.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/grandes-fracasos-del-cine-2015/21694