Celine Dion, de cantante demodé a icono cultural

celine_dion_8783_863x647.jpg

Cuando unas semanas después de enviudar un periodista le preguntó a Celine Dion que qué tal llevaba la soltería, la cantante respondió ¿me estás pidiendo salir?. Tras causar sensación en la MET Gala con un Versace por el que Maléfica habría matado, subió una foto a su Instagram comiéndose un perrito caliente delante de un puesto ambulante. En plena Semana de la Moda de París, salió a pasear con una sudadera oversized de Titanic, combinada con unos vaqueros pitillo y unas sandalias doradas de Gucci. Estos tres episodios demuestran que este es el mundo de Celine Dion y nosotros simplemente vivimos en él.

Dion es a la música lo que el Museo de Cera es al arte: hay cierta belleza caricaturesca en cada cosa que hace, todo el mundo recuerda haberlo visitado en los 90 y cada nueva fotografía despierta pasiones en internet. Pero lo que sobre todo tienen en común Celine Dion y las figuras de cera es que pertenecen a otra época y no intentan modernizarse, porque el público tampoco va a permitírselo. ¿Quién demonios sigue escuchando a Celine Dion? Pues las mismas personas que siguen visitando el Museo de Cera: los turistas y las señoras de mediana edad.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/celebrities/articulos/celine-dion-cantante-50-anos-icono/30119

Anuncios

Emma Thompson y Kenneth Branagh, un divorcio con sentido y sin sensibilidad

kenneth_branagh_emma_thompson_748_863x485.jpg

De entre todas las escenas memorables de Love Actually (y prácticamente todas y cada una de las escenas de la película lo son), la de Emma Thompson abriendo el regalo de su marido y descubriendo que no es el collar que ella había visto sino un CD de Joni Mitchell se queda en el corazón de todo el que ve la película. En la minicadena, Mitchell canta Both Sides Now y Thompson llora en silencio.

“Esa escena es muy popular porque todo el mundo ha vivido algo así”, ha explicado la actriz recientemente. “Ken me rompió el corazón y sé lo que es encontrar un collar que no es para mí. No es que ocurriera exactamente así, pero todos hemos atravesado una situación similar”. Kenneth Branagh inició un romance con Helena Bonham-Carter cuando aún estaba casado con Thompson durante el rodaje de Frankenstein de Mary Shelley (1994), pero la infidelidad no se hizo pública hasta una década después. La historia que se contó en su momento fue distinta.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/emma-thompson-kenneth-branagh-divorcio-conmocion-reino-unido/30401

El escándalo que no debió serlo: así se rentabilizó la muerte de Brittany Murphy

brittany_murphy_9210_863x647.jpg

La memoria colectiva respecto a la cultura pop es a menudo capciosa. La mayoría de la gente cree que Pee-Wee Herman fue arrestado por un delito sexual relacionado con la pedofilia (fue detenido masturbándose en un cine porno, en solitario), que Tonya Harding le partió las piernas a Nancy Kerrigan con una barra de hierro (el agresor fue un amigo de su marido) y que Brittany Murphymurió a causa de las drogas y/o se suicidó. La realidad es que no se encontraron restos de sustancias ilegales en el cuerpo de la actriz y su fallecimiento, hace hoy 8 años, se debió a una neumonía agravada por la anemia que le provocaban las pérdidas de hierro durante su menstruación y por la ingesta de medicamentos recetados para la gripe.Una muerte mundana que, al distanciarse de la Santísima Trinidad de las causas mortales en Hollywood (drogas, accidente de tráfico, suicidio), desconcertó a algunos medios de comunicación, ansiosos de un relato fuera el que fuese. Pero la autopsia oficial no les impidió lanzar teorías, rumores e insinuaciones aún con el cadáver caliente: anorexia, adicciones, moho y hasta un asesinato. Han pasado ocho años y el mundo no deja que Brittany Murphy ni descanse, ni mucho menos en paz.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/celebrities/articulos/escandalo-muerte-brittany-murphy/27936

Cameron Diaz, una mujer en control

cameron 2.jpg

Cameron Díaz cuenta que aprendió a poner lavadoras a los cuatro años. “No sabía leer, pero sí el boton que tenía que pulsar”, recuerda. Desde entonces ha cuidado de sí misma sin ayuda de nadie. Cuando aceptó protagonizar Algo pasa con Mary, su agente amenazó con despedirla: “estás loca, el mundo entero se va a reir de ti”. Sobre el papel, el hoy legendario momento en la que Mary se aplica (lo que ella cree que es) gel fijador y se pasea varias escenas con un tupé pegajoso resultaba demasiado escatológica para una niña mona como ella. Pero Cameron Diaz nunca ha sido una niña mona. A ella le hacía mucha gracia la escena, y la rodó encantada desoyendo las amenazas de los profesionales a su alrededor. “Se me da fatal toda esa mierda de Hollywood”, confiesa. Pero no es cierto. Nadie consigue ser la actriz mejor pagada de la historia (21 millones por la secuela de Los ángeles de Charlie) si no sabe lo que hace. Y Cameron Diaz ha controlado cada paso de su carrera.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/cameron-diaz-exito-algo-pasa-con-mary-la-cosa-mas-dulce/23636