Por qué nos encanta ‘Mamma Mia’, el mayor fenómeno de la década

donna_y_las_dynamos_8938_863x680.jpg

Ha vuelto a suceder. La emisión de Mamma Mia amenizó la noche del domingo 19 de junio a 1.5 millones de espectadores confirmándola como una de esas películas que el público no sólo adora, sino que no se cansa de ver. Eso no significa que sea mejor que las demás, pero sí que genera una fascinación que muy pocas películas logran y que desde luego no se puede planear durante el rodaje: es el público, soberano y espontáneo, el que hace suyas ciertas películas. El fenómeno social de Mamma Mia es un caso muy particular. Todo lo que sucede en ella es, objetivamente, una estupidez. Y sin embargo resulta irresistiblemente hipnótica. ¿Qué tiene Mamma Mia para conquistar a todo el mundo que la ve?

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/por-que-mamma-mia-sigue-gustando-a-todo-el-mundo-10-anos-despues/22565

Anuncios

Julia Roberts, según 13 estrellas que la han sufrido

meryl y julia.jpg

Tiene la sonrisa, el pelazo y las piernas de 110 centímetros más famosos de Hollywood. Su talento para parecer adorable le convirtieron en la actriz favorita del mundo entero durante los 90, y aquí la palabra clave es “parecer”. En la vida real, Julia Roberts es famosa por los caprichos, rabietas y vidas destruidas que ha dejado a su paso. Ahora que ha madurado como una actriz espléndida (aunque sigue sin saber caminar) no da apenas escándalos, pero ha acumulado una lista de detractores que permitiría a una ardilla atravesar Hollywood saltando de enemigo de Julia en enemigo de Julia sin tocar el suelo.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/julia-roberts-insoportable-trabajar-con-ella-meryl-streep-kiefer-sutherland-nicole-kidman/22223

‘El diablo viste de Prada’, la película más generacional de la década

devil.jpg

Un crítico de cine puede analizar la fotografía, la estructura narrativa e incluso la relevancia social de una película. Pero hay un factor imposible de racionalizar cuando vemos una película por primera vez: su impacto cultural. La conexión emocional entre una película y el público no es una fórmula matemática. El director puede buscarla, pero en última instancia, serán los espectadores quienes hagan suya u olviden para siempre una película.Una magia casi inexplicable que ha llevado a éxitos moderados como Seven, Love Actually o Chicas malas a convertirse en clásicos que varios años después ya forman parte de nuestra vida.

El diablo viste de Prada es uno de esos clásicos contemporáneos. Eclipsada en su estreno por la ingeniosa interpretación de Meryl Streep (que le dio su enésima nominación al Oscar y la confirmó como la actriz favorita del planeta y, por primera vez en 30 años, un valor seguro de taquilla), 10 años después los numerosos pases en televisión la han consolidado como esa película cuyos diálogos podemos citar en cualquier reunión social con éxito.Una de esas que si pillamos empezada en la tele, nos quedamos a verla sin dudar. El secreto es su audacia para, explotando recursos tópicos de la ‘comedia para chicas’, ser un valioso retrato del mundo en el que vivimos

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/diablo-viste-prada-aniversario-decimo-meryl-streep-anne-hathaway-emily-blunt/21775

Los mejores momentos de Hollywood 2013

 

Hollywood es un lugar sensacional, la meca de los sueños, las traiciones y las meteduras de pata. Las patas de gallo no existen y los escrúpulos tampoco. Pero lo que más me gusta de la industria del cine es que todo el mundo está loco. Pero no loco gracioso, sino loco de camisa de fuerza. Y esta eclosión de egos nos ha dado los mejores momentos del año, lleno de grandes películas pero también de maldad y esquizofrenia.

Estas son las cumbres del Hollywood de 2013.

[seguir leyendo]
http://www.domingodecine.es/hollywood/los-mejores-momentos-de-hollywood-2013/