La gente no puede dejar de hablar de estas ocho cosas de los Oscar

delorean.jpg

“¿Que la vida es decepcionante? ¡Olvídelo! Aquí, la vida es hermosa”. Esta letra de Cabaret fue la doctrina de la ceremonia de entrega de los premios Oscar. Todo giró en torno al poder del cine para hacernos soñar. El compositor de La La Landconoció al director, Damien Chazelle, cuando compartían habitación en la universidad. Ahora tiene dos Oscars.

Javier Bardem se emocionó con Los puentes de Madison en un cine de Madrid en 1995 y ahora presenta Oscars del brazo de Meryl Streep. El montador de sonido Kevin O’Connell ha tardado 21 nominaciones en subir al escenario. Puede que en el mundo real esté cayendo un chaparrón, pero el sol ha salido (una y otra vez) en el Dolby Theater de Los Ángeles. Y media España, entre cabezadas, ha compartido la fábula en redes sociales. Estas han sido las melodías más pegadizas de la noche.

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2017/02/27/icon/1488153670_104820.html

Anuncios

Julia Roberts, según 13 estrellas que la han sufrido

meryl y julia.jpg

Tiene la sonrisa, el pelazo y las piernas de 110 centímetros más famosos de Hollywood. Su talento para parecer adorable le convirtieron en la actriz favorita del mundo entero durante los 90, y aquí la palabra clave es “parecer”. En la vida real, Julia Roberts es famosa por los caprichos, rabietas y vidas destruidas que ha dejado a su paso. Ahora que ha madurado como una actriz espléndida (aunque sigue sin saber caminar) no da apenas escándalos, pero ha acumulado una lista de detractores que permitiría a una ardilla atravesar Hollywood saltando de enemigo de Julia en enemigo de Julia sin tocar el suelo.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/julia-roberts-insoportable-trabajar-con-ella-meryl-streep-kiefer-sutherland-nicole-kidman/22223

“No eres tú, es Hollywood”. Siete divorcios para dejar de creer en el amor

Jennifer-Aniston

Hollywood es como la vida real, pero con más drogas, más psicópatas y mucho más adulterio. Por eso no nos sorprende que todos los matrimonios acaben fracasando, aunque haya una parte de nosotros (la más estúpida) que quiera creer en el amor eterno incluso en un terreno tan hostil como la industria cinematográfica.

Cuando una pareja de estrellas se divorcia, tenemos dos formas de aceptarlo: a) asumir que el amor no existe, o b) alegrarnos de que a la gente guapa y con pelazo también le rompan el corazón. Personalmente yo siempre opto por traumatizarme, y aquí están los divorcios de los que nunca he conseguido recuperarme.

[seguir leyendo]
http://www.domingodecine.es/hollywood/eres-tu-es-hollywood-divorcios-para-dejar-de-creer-en-el-amor/

Cuando las estrellas se pasan de listas

Brad-Pitt

Las estrellas de Hollywood se pasan la mitad de su carrera dedicándose a ser guapos, y la otra mitad a comprarse cosas. Y eso es todo lo que queremos que hagan. Luego hay algunos que por alguna razón quieren dejar claro que son inteligentes. Como si nos importase.

El problema viene cuando no son inteligentes. O al menos, no tanto como ellos creen. Su estupidez y pretensión intelectual les lleva a tomar decisiones desastrosas para su carrera, al ponerse en manos de los directores más pedantes respetados por la crítica. El pequeño detalle que las estrellas olvidan es que esos genios del cine además de aburridos son unos psicópatas que, a diferencia de los directores de Hollywood, no se pondrán al servicio de sus actores, sino que destruirán los nervios de todo el equipo con escenas rodadas una y otra vez que solo tienen sentido en su cabeza.

[seguir leyendo]
http://www.domingodecine.es/hollywood/cuando-las-estrellas-se-pasan-de-listas/