Cameron Diaz, una mujer en control

cameron 2.jpg

Cameron Díaz cuenta que aprendió a poner lavadoras a los cuatro años. “No sabía leer, pero sí el boton que tenía que pulsar”, recuerda. Desde entonces ha cuidado de sí misma sin ayuda de nadie. Cuando aceptó protagonizar Algo pasa con Mary, su agente amenazó con despedirla: “estás loca, el mundo entero se va a reir de ti”. Sobre el papel, el hoy legendario momento en la que Mary se aplica (lo que ella cree que es) gel fijador y se pasea varias escenas con un tupé pegajoso resultaba demasiado escatológica para una niña mona como ella. Pero Cameron Diaz nunca ha sido una niña mona. A ella le hacía mucha gracia la escena, y la rodó encantada desoyendo las amenazas de los profesionales a su alrededor. “Se me da fatal toda esa mierda de Hollywood”, confiesa. Pero no es cierto. Nadie consigue ser la actriz mejor pagada de la historia (21 millones por la secuela de Los ángeles de Charlie) si no sabe lo que hace. Y Cameron Diaz ha controlado cada paso de su carrera.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/cameron-diaz-exito-algo-pasa-con-mary-la-cosa-mas-dulce/23636

Anuncios

Grandes perdedores de los Emmy

mad-men

Este domingo se celebran los Premios Emmy, que jugarán con las emociones de millones de espectadores en todo el mundo (decenas de ellos españoles) cuando finjan que están interesados en series renovadoras y diferentes pero acaben premiando lo de siempre. Hay varias razones por la que los Emmy, a diferencia de los Oscars, no atraen la atención del gran público:

  1. No les da vergüenza premiar lo mismo una y otra vez.
  2. Se nota que ven tres series.
  3. No son de fiar para el gran público.

[seguir leyendo]
http://www.domingodecine.es/hollywood/grandes-perdedores-de-los-emmy/

Globos de Oro: mierda de la buena

golden-globes

Mañana jueves se harán públicas las nominaciones a los Globos de Oro, y mientras los medios menos enterados analizarán su impacto en la carrera al Oscar, otros estamos deseando conocer qué payasadas perpetrarán. Y es que los Globos cada año refuerzan su personalidad propia: son un circo de principio a fin, están obsesionados con las estrellas y no tienen ningún tipo de vergüenza ni se molestan en disimular cuándo les sobornan.

Y escribo todo esto desde el amor más incondicional y la admiración. Hace años que la Prensa Extranjera ya no juega a adivinar qué camino tomarán los Oscars, sino que votan basándose en los trailers de las películas. No tienen escrúpulos ni integridad, y por eso su ceremonia es en realidad un botellón en el que cualquier mamarracha puede acabar ganando.

Pero empecemos por el principio.

[seguir leyendo]
http://www.domingodecine.es/hollywood/globos-de-oro-mierda-de-la-buena/