La gente no puede dejar de hablar de estas ocho cosas de los Oscar

delorean.jpg

“¿Que la vida es decepcionante? ¡Olvídelo! Aquí, la vida es hermosa”. Esta letra de Cabaret fue la doctrina de la ceremonia de entrega de los premios Oscar. Todo giró en torno al poder del cine para hacernos soñar. El compositor de La La Landconoció al director, Damien Chazelle, cuando compartían habitación en la universidad. Ahora tiene dos Oscars.

Javier Bardem se emocionó con Los puentes de Madison en un cine de Madrid en 1995 y ahora presenta Oscars del brazo de Meryl Streep. El montador de sonido Kevin O’Connell ha tardado 21 nominaciones en subir al escenario. Puede que en el mundo real esté cayendo un chaparrón, pero el sol ha salido (una y otra vez) en el Dolby Theater de Los Ángeles. Y media España, entre cabezadas, ha compartido la fábula en redes sociales. Estas han sido las melodías más pegadizas de la noche.

[seguir leyendo]
http://elpais.com/elpais/2017/02/27/icon/1488153670_104820.html

La errática jubilación de los De Niros

La excepción de la regla es la primera película de Warren Beatty en quince años. Existe la percepción de que su esposa, Anette Benning, sacrificó su carrera para cuidar de su familia, pero en realidad ella ha trabajado mucho más (y mejor) que Beatty desde que se casaron. Jack Nicholson lleva seis años sin trabajar, Gene Hackman no aparece en la pantalla desde 2004, mientras que Al Pacino y Dustin Hoffman, aún en activo, dan tumbos como muertos vivientes en comedias de segunda y thrillers que el público no distingue entre sí. Robert Redford se ha paseado recientemente por Pedro y el dragón y Capitán América. Y luego está Robert De Niro. El hombre que durante años representó la unidad de medida con la que se calculaba el talento de los actores arrastra un rosario de comedias que, a pesar de ser inofensivas, han ido erosionando su legado. A este ritmo, De Niro se retirará con más comedias intrascendentes en su trayectoria que películas de prestigio. El motivo parece evidente: ese señor quiere una mansión con piscina y la quiere ahora, pero antes tiene que pasarle la pensión a sus seis hijos. Sin embargo, sus decisiones no sólo están movidas por la avaricia.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/hollywood-desprecia-leyendas-robert-de-niro-warren-beatty-robert-redford/23432

La loca, loca vida sexual de Warren Beatty

warren_beatty.jpg

Ir a Hollywood y no acostarse con Warren Beatty es como ir al Vaticano y no visitar al Papa. No lo decimos nosotros, lo dijo la actriz brasileña Sonia Braga. La cama del señor Beatty fue durante tres décadas la versión sexy del Paseo de la Fama, dando orgasmos al Quién es Quién de Hollywood: desde Goldie Hawn hasta Barbra Streisand, Brigitte Bardot, Cher, Faye Dunaway o Elle MacPhersonhicieron una paradita de rigor. Si usted ve una película de los años 60, 70 u 80 la probabilidad de que Warren Beatty se haya acostado con una, varias o todas las actrices que aparecen en ella es asombrosamente alta. Según su biógrafo, el prestigioso autor Peter Biskind, Beatty se ha acostado con 12.775 mujeres, tras perder la virginidad a los 20 años y sin duda recuperar el tiempo perdido con creces. Por si esto no fuera ya una proeza sobrehumana, el Julio Iglesias americano sacó tiempo para salir de la cama y protagonizar clásicos como Esplendor en la hierba, Bonnie & Clyde o Rojos, por la que ganó un Oscar como director. Su mejor talento no era la virilidad, sino una envidiable capacidad para organizar su agenda. ¿Su secreto? Aparte de, suponemos, dormir muy poco, Warren alimentaba su vertiginosa vida sexual durante los rodajes. No había tiempo que perder.

[seguir leyendo]
http://www.revistavanityfair.es/actualidad/cine/articulos/la-loca-loca-vida-sexual-de-warren-beatty/22908